días

quiero vivir suficiente
para dejar un día
de temerle a los colores,
a la pila
enorme
de libros,
en qué momento,
quiero saber
a partir de qué instante
la parte de atrás del espejo
se cubrió de tierra,
porque ya no veo mi reflejo,
no me veo,
solo está
el amarillo marchito,
la pesadilla terrible,
la risa macabra del hombre,
la ficción que arranca el día
y lo desgarra:
hola, ¿cómo estás?,
los días
solo llegan para inventar nuevas respuestas
aunque yo siempre responda
bien, ¿y tú?,
la presión de tanta agua
sobre el cristal
esta tristeza cetácea,
mi pasar de largo
estando a escasos kilómetros del mar,
este es un poema
de letras negras sobre blanco-
¿por qué nunca vas al mar?
la música,
la disciplina de mi madre,
la largura de mi madre,
la cuerda gruesa y burda,
pender de un hilo umbilical,
el corazón que se quiere salir
cuando es de noche
y todos duermen,
el blanco espectral del futuro,
¿cómo estás?
cerrar los ojos.

7df9c9f0a339b25e40c6e065b929d2a5.jpg

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s